15 junio 2022

Este 14 de junio, el Juzgado Quinto Administrativo Oral del Circuito de Bogotá ordenó, como medida cautelar, la suspensión provisional del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de la ciudad, “Bogotá Reverdece 2022-2035”.

El POT fue expedido por la alcaldesa en diciembre de 2021, después de que pasaran los 90 días de discusión en el concejo sin decisión sobre el proyecto. Esto se debió, entre otras cosas, a una serie de recusaciones infundadas que se presentaron para dilatar el trámite y de paralizar al concejo.

El juzgado suspendió provisionalmente el decreto del POT por una consideración formal, relativa al tiempo que duró la discusión y el trámite de las recusaciones en el concejo, y no por el contenido de la norma.

“El POT está en vilo por la discusión de un formalismo y no por su contenido”, dijo el concejal del Partido Alianza Verde, Libardo Asprilla Lara. “Este POT se destaca por proteger la Estructura Ecológica Principal de la ciudad, modernizar el transporte, promover la reactivación económica y poner en el centro a las poblaciones que han sido históricamente marginadas. Esto ha tocado los intereses mezquinos de algunos, que quieren hundir a la ciudad en la pobreza y privilegiar la riqueza de unos pocos”, añadió el concejal.

La decisión del juzgado no es definitiva y, debido a la apelación de la Alcaldía Mayor de Bogotá, será revisada por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca. “Debe resaltarse que esta es apenas una decisión preliminar, que no implica prejuzgamiento. Confío en que la Alcaldía de Bogotá demostrará la legalidad del POT”, afirmó el concejal Asprilla.