• En el 2005 las personas afrodescendientes censadas fueron 4.311.757, mientras que en el 2018 la cifra bajó a 2.982.224.
  • La Corte Constitucional, falla en favor de las comunidades afrodescendientes.

En 2019, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE, practicó un genocidio estadístico hacia las comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y Palanqueras, al vulnerar los derechos fundamentales de reconocimiento a la diversidad étnico racial, la información de calidad y la materialización progresiva de los derechos de la comunidad.

“El exdirector del El DANE, Juan Daniel Oviedo, con su política discriminatoria y racista, en 2019 nos quiso invisibilizar con los datos del censo realizado en 2018, donde la población afrodescendiente disminuyó en un 30,8% en relación con el dato estadístico del 2005”.  manifestó el concejal Libardo Asprilla.

Frente a estos sucesos discriminatorios, la Corte Constitucional, a través de la Sentencia T-276 de 2022 se pronunció a favor de las comunidades étnicas al considerar que las inconsistencias del censo del 2018 dieron lugar a un daño irreversible y consumado en las cifras estadísticas y le exige al DANE que en un término de 10 meses presente un informe que permita evaluar de manera sistemática las causas internas y externas que dificultaron la realización de los últimos tres censos a la población afrodescendiente del país.

De igual manera, el concejal Libardo Asprilla, hace un llamado para que el nuevo o nueva directora del DANE no escatime esfuerzos para que el próximo censo vincule a la población afrodescendiente de manera más exhaustiva y pluriparticipativa, para así, obtener cifras reales y concretas que le permitan destinar de forma eficiente los recursos humanos, económicos y administrativos de las entidades del orden público y privado.

“Para eliminar la desigualdad y las brechas de acceso a la educación, empleo, vivienda y salud de las comunidades étnicas, es indispensable contar con cifras reales y confiables, por ello invito al Gobierno Distrital, para que a través de la Secretaría Distrital de Planeación, se articule con el Gobierno Nacional esta corrección al censo de 2018, con el fin de determinar concretamente el porcentaje de la población afrodescendiente que actualmente reside en Bogotá”. Concluye el concejal Libardo Asprilla