En debate de control político en el Concejo de Bogotá, el cabildante Libardo Asprilla, denunció negligencia para atender los más de 109 casos de racismo y descremación racial que se han registrado contra estudiantes pertenecientes a las comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y Palenqueras en colegios de Bogotá.

El caso más grave se presentó en el colegio Federico García Lorca, en la localidad de Rafael Uribe Uribe, donde un estudiante fue víctima de abuso sexual, maltrato físico y psicológico.

“En el informe que presentó la Personería de Bogotá, no se evidenció que la Secretaría Distrital de Educación haya hecho seguimiento a los colegios donde demostré con cifras, denuncias y testimonios que se han presentado casos de racismo escolar y que las madres lo reportaron en el año 2021 y 2022, incluso años atrás”, manifestó el concejal Libardo Asprilla. 

Durante el debate la Secretaria Distrital de Educación, Edna Bonilla, no dio respuesta a los casos denunciados el pasado 7 de junio, por el concejal Libardo Asprilla y Sandra González, mamá de un menor de edad al que una docente trato de salvaje en el aula de clases.

“En las instituciones educativas ha existido una violencia a causa del racismo. Una violencia que yo no he podido detener. Una violencia que hasta el día de hoy va a cumplir 12 años y él sigue viviendo esa violencia” relató Sandra González.        

Según información suministrada por la Personería de Bogotá, entre el 2020 y 2022 la Secretaría Distrital de Educación, realizó acompañamiento pedagógico para el abordaje de situaciones de racismo y discriminación étnico racial a 70 instituciones educativas y hasta ahora está revisando el Protocolo de la Ruta de Atención y Seguimiento a las instituciones donde se han identificado casos racismo escolar.

“Creemos en una escuela que se nutra, respete la diversidad étnica, cultural y social. Esto nos ha llevado a tener la menor tasa de deserción escolar en los últimos 30 años en Bogotá” indicó Edna Bonilla, Secretaria Distrital de Educación.

Por otro lado, el concejal Asprilla, puntualizó en la importancia que tiene la Ley 70 de 1993 y el Decreto 1122 de 1998, donde se establecen las obligatoriedades de la implementación de la Cátedra de Estudios Afrocolombianos, en las instituciones públicas y privadas que oferten programas de preescolar, básica primaria y educación media en Colombia.

“Es inaceptable que la Secretaria Distrital de Educación Edna Bonilla, afirme en este debate que la cátedra no se considera como una asignatura obligatoria. La Cátedra de Estudios Afrocolombianos no es una cuestión de voluntad, es de obligatoriedad” puntualizó el concejal Asprilla.

Durante el debate ‘Racismo en la Escuela’ y descremación racial a estudiantes pertenecientes a las comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y Palenqueras en Bogotá, se escucharon las voces de organizaciones sociales, lideres y lideresas que trabajan por la eliminación de las conductas racistas en Bogotá.

“Soy maestra de matemáticas y desde el año 1998 que estoy en la institución Fernando Mazuera Villegas en Bosa, he sentido y palpado la necesidad de la implementación de la Cátedra de Estudios Afrocolombianos” subrayó Guillermina Mosquera Valderrama, docente de matemáticas.

Juan De Dios Mosquera, director del Movimiento Nacional por los Derechos Humanos de las Comunidades Afrocolombianas, manifestó por su parte que existe muy buena voluntad de la Secretaria Distrital de Educación, pero que, se evidencia un desconocimiento del proyecto anual que la entidad viene implementado en las instituciones educativas “ los 380 millones de pesos presupuestados en estos últimos 3 años demuestran que no ha habido una política y no ha habido un presupuesto adecuado y eficiente para asumir la implementación del Decreto 1122 de 1998 que reglamenta el artículo 39 de Lay 70. La Secretaria de Educación Distrital, se ha rajado”. 

“Yo le quiero hacer un llamado respetuoso a la Secretaría Distrital de Educación, para que tome más en serio la implementación de la Cátedra de Estudios Afrocolombianos” agregó Cidenia Robira, Docente.

Finalmente, el debate Racismo en la Escuela permitió identificar las necesidades que tiene la capital para eliminar todas las prácticas de racismo y discriminación racial al interior de las aulas de clases en Bogotá. También, se reconocieron los avances que se han dado en materia de garantía de los derechos de los más de 11.000 niñas, niños y adolescentes de las comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales, Palenqueras, pueblos indígenas y Rrom que estudian en los colegios públicos de Bogotá.

“Valoro y reconozco los avances que ha tenido Bogotá en este cuatrienio con el programa Jóvenes a la U, los intercambios pedagógicos y de saberes. Pero reitero, la importancia de la implementación de la Catedra de Estudios Afrocolombianos” concluyó Libardo Asprilla, concejal de Bogotá.